viernes, 5 de enero de 2018

Adaptándose a las nuevas reglas de Partidas Rápidas y Blitz

El día 1ro. de enero de 2018, entraron en vigencia las modificaciones a las Leyes del Ajedrez aprobadas por la FIDE en su 88vo. Congreso (más información haciendo click aquí).

El cambio más trascendente, es el nuevo modo de penalizar las jugadas ilegales en Partidas Rápidas y Blitz, cuando se juega sin supervisión adecuada (la modalidad más usual).

Hay supervisión adecuada en Ajedrez Rápido, cuando cada árbitro supervisa un máximo de tres partidas y cada partida es apuntada por el árbitro o su asistente y, si es posible, por medios electrónicos.
Hay supervisión adecuada en Blitz, cuando cada árbitro supervisa una partida y, cada partida es anotada por el árbitro o un asistente y, si es posible, por medios electrónicos.

Como es sabido, hasta el día 31 de diciembre de 2017, cuando un jugador cometía una jugada ilegal en rápidas y blitz, si el árbitro lo observaba o el rival reclamaba, se sancionaba al infractor con la pérdida de la partida.

Con las últimas modificaciones, muchas veces será conveniente seguir jugando sin reclamar una jugada ilegal cometida por el rival.

Con la nueva reglamentación, cuando un jugador comete su primera jugada ilegal en la partida, si el árbitro lo  observa o el rival reclama, se debe restablecer la posición inmediatamente anterior a la irregularidad y se le adiciona tiempo extra al rival del infractor (en partidas rápidas se adicionarán dos minutos de tiempo extra al rival y en blitz se adicionará un minuto de tiempo extra al rival). En todos los casos se aplicarán las reglas relativas a las piezas tocadas, movidas y capturadas.

En el caso que un jugador cometa su segunda jugada ilegal en la partida, si el árbitro lo observa o el rival reclama, será sancionado con la pérdida de la partida (a menos que el rival no pueda dar mate por ninguna serie posible de movimientos legales, en cuyo caso el resultado es tablas).

Pero en todos los casos de jugadas ilegales en ajedrez rápido y blitz, si el árbitro no percibe que se cometió la ilegal, y el rival en vez de reclamar realiza su siguiente movimiento, el movimiento ilegal permanecerá en la posición y la partida continuará. Una vez que el rival del infractor realiza su siguiente movimiento, el movimiento ilegal ya no se puede corregir, a menos que haya mutuo acuerdo entre los jugadores sin la intervención del árbitro.

Luego de esta introducción, cuya finalidad era explicar las modificaciones reglamentarias que acaban de entrar en vigencia, pasaremos  al punto que nos interesa exponer en esta entrada:

Muchas veces será conveniente no reclamar una jugada ilegal del rival

En partidas rápidas y blitz, pueden ocurrir (y seguramente ocurrirán) situaciones en las cuales no sea conveniente reclamar si el rival realiza un movimiento ilegal.

Expondremos un ejemplo para ilustrar la idea (la situación del ejemplo es extrema, pero cumple con el fin de explicar una circunstancia que seguramente se dará en muchas partidas)


En la posición del diagrama que antecede, les toca jugar a las negras. Como se ve, las negras pueden dar mate, jugando 1...Txe1#. Pero bueno, supongamos que las negras están en un fuerte apuro de tiempo, imaginemos que les quedan dos segundos, están bajo una fuerte presión por el escaso tiempo que disponen sumado a la gran ventaja de material que tienen las blancas, entonces no ven la jugada ganadora, pero sí han visto que las blancas pueden jugar Dxg7#, entonces impulsivamente juegan 1...f6 y presionan el reloj, sin darse cuenta que el movimiento es ilegal  debido a que el peón movido estaba clavado por el alfil de a2.

De este modo llegamos a la siguiente posición, donde las negras acaban de cometer su primera jugada ilegal.


Si el árbitro no observó la jugada ilegal negra, las blancas tienen dos posibilidades.

Posibilidad 1: Las blancas pueden detener el reloj, llamar al árbitro y reclamar la jugada ilegal.
Consecuencia: El árbitro adicionará el tiempo extra a las blancas, advertirá a las negras que si cometen una nueva ilegal perderán la partida y restablecerá la posición, volviendo a colocar el peón negro en f7. Una vez restablecida la posición, las negras están en juego. Las negras tocaron y movieron el peón de f7, pero como dicho peón no tiene a su disposición movimientos legales por estar clavado, tienen derecho a realizar cualquier movimiento legal.
Las negras pueden jugar  1...Txe1# ganando la partida.

Posibilidad 2: Las blancas pueden no reclamar la jugada ilegal cometida por las negras, y jugar 2.Txe8# ganando la partida.

Parece una locura, pero con el nuevo reglamento, si se reclama una jugada ilegal del rival, se obtiene como beneficio uno o dos minutos de tiempo extra, mientras que si se continúa jugando sin reclamar, se puede obtener una gran ventaja material, pudiéndo llegar al extremo del ejemplo, donde si el jugador reclama pierde la partida pero si no reclama gana.


Otro ejemplo menos drástico


En su jugada anterior, las blancas jugaron 1.Ce7+
Las negras no se enteraron del jaque, respondieron 1...h6 y presionaron el reloj (ilegal).
De ese modo llegamos a la posición del diagrama.

Posibilidad 1: Las blancas reclaman, les adicionan tiempo y se restablece la posición, volviendo el peón negro a h7. La partida continúa jugando las negras, que en este caso deben mover 1...Rh8 (único movimiento legal posible).

Posibilidad 2: Las blancas no reclaman y juegan 2.Txa7+. La partida seguiría 2...Rh7 (2...Rh8 3.Txa8)  3.Txa8, y las blancas consiguieron una importante ganancia de material. En este ejemplo, si las negras siguieran omitiendo el jaque y jugaran 2...Txa7, obviamente las blancas reclamarían en ese momento que la captura de las negras es ilegal porque su rey está en jaque.


Probablemente se vengan nuevas modificaciones, porque la situación quedó un poco rara, pero mientras tanto, estas son las reglas.

Se puede acceder a una traducción al español de las Leyes del Ajedrez vigentes a la fecha, haciendo click aquí.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario