martes, 3 de octubre de 2017

Jugadas ilegales: Todo lo que hay que saber


Las Leyes del Ajedrez tienen algunos artículos que conllevan cierta complejidad técnica, a veces son poco intuitivos, y en ocasiones acontecen situaciones en las cuales las opiniones se dividen en lo concerniente al modo de resolverlas. A esto se suman algunos mitos y conceptos erróneos que algunos jugadores tienen en el aspecto reglamentario.

En esta entrada nos referiremos a una de las situaciones que más dudas y controversias generan, las jugadas ilegales.

A modo de introducción, diremos que las competencias de ajedrez se rigen por las Leyes del Ajedrez de la FIDE, y la versión oficial de las mismas, está escrita en idioma inglés y se puede encontrar haciendo click aquí.

Si bien la versión oficial de las Leyes del Ajedrez, y en caso de discrepancias la única que tiene validez, es la publicada por la FIDE en idioma inglés, quienes lo deseen pueden encontrar algunas traducciones al español, por ejemplo en los sitios web de la FUA y de la FEDA.

La última versión de las Leyes del Ajedrez, entró en vigencia el día 1ro. de julio de 2017, y la Comisión de Árbitros de la FIDE actuando conjuntamente con la Comisión de Reglamentos han publicado un documento interpretando las nuevas leyes. Se puede acceder a la versión oficial haciendo click aquí, y hay una traducción al español en el sitio web de la FEDA, a la cual se puede acceder haciendo click aquí.

En esta entrada se harán varias alusiones a artículos de las Leyes del Ajedrez y a las interpretaciones de las Comisiones de Árbitros y Reglamentos de la FIDE, y quienes deseen verificarlo podrán hacerlo ingresando a los enlaces de los párrafos anteriores.

Cerrando esta introducción, diremos que las Leyes del Ajedrez podrán gustarnos o no, parecernos justas o injustas, pero mientras estén vigentes son las que rigen las competencias, por lo tanto los árbitros tienen la obligación de aplicarlas y hacerlas cumplir y los jugadores tienen la obligación de acatarlas. Esto puede sonar demasiado duro, pero es la realidad.

Ahora entramos en materia y nos enfocaremos en las jugadas ilegales.


No todas las irregularidades configuran una jugada ilegal

Lo primero que hay que decir es que no todo lo que se hace mal en una partida de ajedrez es una jugada ilegal, pueden suceder innumerables situaciones irregulares, los jugadores pueden cometer equivocaciones involuntarias por distracción o desconocimiento, también pueden darse situaciones donde algún jugador actúe con negligencia o mala fe, pero todo eso no es sinónimo de jugada ilegal.

Las jugadas ilegales son unas pocas situaciones que están puntualmente definidas en las Leyes del Ajedrez de la FIDE, y además actualmente hay que agregar un par de situaciones definidas en las Interpretaciones de la Comisión de Árbitros y la Comisión de Reglamentos de la FIDE.


Jugadas Ilegales

Actualmente, se considera jugada ilegal, cualquiera de las siguientes situaciones:

1.  Un movimiento que no cumple con los requisitos pertinentes de los Artículos 3.1 al 3.9 (Artículo 3.10.2)
- Cualquier jugada donde se mueve una pieza con un movimiento que le es impropio (por ejemplo, mover un caballo como si fuera alfil).
- Mover una pieza a una casilla ocupada por otra pieza del mismo color.
- Mover una pieza a una casilla ocupada por una pieza del adversario y no retirar del tablero la pieza capturada.
- Mover alfil, torre o dama pasando por encima de otras piezas.
- Avanzar un peón a la última fila y no sustituirlo por otra pieza.
- Avanzar un peón a la última fila y sustituirlo por cualquier objeto que no sea dama, torre, alfil o caballo del mismo color del peón.
- Realizar un movimiento dejando al rey propio en jaque.
- Enrocar cuando no es válido hacerlo (porque se ha movido el rey o la torre con la que se enroca, el rey está en jaque, hay piezas entre el rey y la torre, o está atacada la casilla de destino o alguna de las casillas por las que debe pasar el rey).

2. Mover un peón a la fila más lejana y pulsar el reloj, sin haber sustituido el peón por una nueva pieza (Artículo 7.5.2)
Si la partida continúa (primera ilegal en ajedrez clásico), el árbitro sustituirá el peón por una dama del mismo color (el infractor pierde el derecho a elegir la pieza de coronación).

3. Utilizar las dos manos para realizar un movimiento, en caso de enroque, captura o promoción (Artículo 7.7.1)

4. Presionar el reloj sin haber realizado un movimiento (Artículo 7.8.1)

5. Capturar el rey del rival (Punto 4 de las Interpretaciones de las Comisiones de Árbitros y Reglamentos)

Cualquier otra situación que no sea una de las descritas precedentemente, no configuran jugada ilegal.

Si un jugador hace una jugada con una mano y pulsa el reloj con la otra, no se considera una jugada ilegal (Punto 9 de las Interpretaciones de las Comisiones de Árbitros y Reglamentos)


Momento en el que se produce una jugada ilegal

Un movimiento ilegal se completa una vez que el jugador ha pulsado su reloj (Artículo 7.5.1)

Debido a este artículo, un jugador que ha realizado un movimiento que va a configurar jugada ilegal, pero se da cuenta antes de presionar el reloj, está a tiempo todavía de corregir el movimiento (por ejemplo, un jugador mueve un caballo como si fuera alfil, pero se da cuenta antes de presionar el reloj, puede volver a tomar el caballo y moverlo correctamente).

Muchas veces se ve (generalmente en partidas de blitz) que un jugador realiza un movimiento que cuando presione el reloj se va a convertir en jugada ilegal, pero el rival no espera y le señala la ilegal antes de que presione el reloj. En ese momento todavía no hubo jugada ilegal y el jugador que se equivocó está a tiempo de corregir el movimiento siempre y cuando no haya presionado el reloj.

Habiendo leído los dos párrafos precedentes, seguramente alguien puede estar cuestionando lo dicho, por aquello de que si un jugador soltó la pieza en una casilla ya no hay posibilidades de moverla a otra casilla, pero veamos lo que dicen las Leyes del Ajedrez al respecto: "Cuando se ha soltado una pieza en una casilla, como un movimiento legal o parte de un movimiento legal, no puede ser movida a otra casilla en este movimiento" (Artículo 4.7). La clave está en que en la situación que estamos describiendo, la pieza no se ha soltado como un movimiento legal o parte de un movimiento legal, por lo tanto mientras no se haya presionado el reloj, todavía puede ser movida a otra casilla.

Hay más aún, supongamos que un jugador mueve una pieza que no tiene ningún movimiento legal disponible (por ejemplo un caballo que está clavado porque en caso de ser movido dejaría al propio rey en jaque), si el jugador se percata luego de mover la pieza pero antes de pulsar el reloj, puede volver a dejar la pieza que fue movida en la casilla que ocupaba antes de moverla y mover cualquier otra pieza que pueda ser movida legalmente. En este caso no se estaría violando la conocida regla de que pieza tocada es pieza movida, ya que lo que dicen al respecto las Leyes del Ajedrez es que si el jugador que está en juego toca sobre el tablero una o más piezas propias, debe mover la primera pieza tocada que pueda ser movida (Artículos 4.3 y 4.3.1), y que si ninguna de las piezas tocadas puede ser movida o capturada, el jugador puede realizar cualquier movimiento legal (Artículo 4.5).


Modo de penalizar una jugada ilegal

Desde el punto de vista de las consecuencias que produce, una jugada ilegal se diferencia de cualquier otra irregularidad por la forma en que será penalizada.

Si el ritmo de juego es clásico, la primera ilegal que comete un jugador se penaliza adicionando dos minutos al tiempo de su rival. Si en una partida un jugador comete su segunda jugada ilegal, pierde inmediatamente, por lo tanto el adversario gana la partida (Artículo 7.5.3). (Este párrafo también se aplica para Ajedrez Rápido y Blitz si hay supervisión adecuada, con la salvedad que en Blitz el tiempo de adición mencionado será un minuto en lugar de dos).

Sin perjuicio de lo detallado en el párrafo anterior, si durante una partida de Ajedrez Clásico se comprueba que en algún momento se ha completado un movimiento ilegal, se restablecerá la posición inmediatamente anterior a la irregularidad. Después la partida continuará a partir de esta posición restablecida (Artículo 7.5.1). (Este párrafo también se aplica para Ajedrez Rápido y Blitz si hay supervisión adecuada).

En los casos de Ajedrez Rápido y Blitz (sin supervisión adecuada), ante la primera jugada ilegal que el árbitro observe o sea reclamada debidamente por el adversario, el infractor será penalizado inmediatamente con la perdida de la partida (Artículos A.4.2 y B.4).

En partidas de Ajedrez Rápido y Blitz (sin supervisión adecuada), si un jugador completa un movimiento ilegal, pero el árbitro no interviene y el rival del infractor en lugar de reclamar realiza su próximo movimiento, el movimiento ilegal permanecerá y la partida continuará (Artículo A.4.2).

En partidas de Ajedrez Rápido y Blitz (sin supervisión adecuada), si el árbitro observa que ambos reyes están en jaque, o un peón en la fila más alejada de su posición original, deberá esperar hasta que se complete el próximo movimiento. Entonces, si sigue sobre el tablero una posición ilegal, declarará la partida tablas (Artículo A.4.4)

En todos los casos que como consecuencia de una jugada ilegal el infractor debería perder la partida, si la posición es tal que el adversario no puede dar mate al rey del infractor mediante alguna serie posible de movimientos legales, el resultado es tablas. (Artículo 7.5.3).


Modo de penalizar cualquier situación irregular que no sea jugada ilegal

El árbitro tiene a su disposición las sanciones que se detallan a continuación, y utilizará su criterio para aplicar una o más de las mismas (Artículo 12.9)

- Una advertencia
- Aumentar el tiempo restante del adversario.
- Reducir el tiempo restante del infractor.
- Aumentar la puntuación obtenida en la partida por el adversario hasta el máximo posible para esa partida.
- Reducir la puntuación obtenida en la partida por el infractor.
- Declarar la partida perdida al infractor (el árbitro decidirá la puntuación del adversario).
- Una multa anunciada con antelación.
- Exclusión de una o más rondas.
- Expulsión de la competición.



Definiciones de algunos de los términos empleados

Ajedrez Clásico: Cuando el tiempo de reflexión asignado a cada jugador es al menos de 60 minutos, o cuando el resultado de la suma del tiempo asignado más el incremento por movimiento multiplicado por 60 es al menos 60 minutos.

Ajedrez Rápido: Cuando todos los movimientos deben completarse en un tiempo fijo de más de 10 minutos pero menos de 60 minutos por cada jugador; o cuando el resultado de la suma del tiempo asignado más el incremento por movimiento multiplicado por 60 es más de 10 pero menos de 60 minutos para cada jugador.

Blitz: Cuando todos los movimientos deben completarse en un tiempo fijo de 10 minutos o menos por cada jugador; o cuando el resultado de la suma del tiempo asignado más el incremento por movimiento multiplicado por 60 sea de 10 minutos o menos por cada jugador.

Supervisión adecuada en Ajedrez Rápido: Cada árbitro supervisa un máximo de tres partidas y cada partida es apuntada por el árbitro o su asistente y, si es posible, por medios electrónicos.

Supervisión adecuada en Blitz: Cada árbitro supervisa una partida y, cada partida es anotada por el árbitro o un asistente y, si es posible, por medios electrónicos.

FIDE: Federación Internacional de Ajedrez.

FUA: Federación Uruguaya de Ajedrez.

FEDA: Federación Española de Ajedrez.


Alfonso Figueroa     
Árbitro Nacional (FUA)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario